SEMANA BÍBLICA 2017

Todos los cristianos estamos llamados al «sublime conocimiento de Cristo» con la lectura frecuente de las divinas Escrituras, para que ninguno de ellos resulte predicador vacío y superfluo de la Palabra de Dios (Cf. D.V.25).

Por ello, la Arquidiócesis de Bucaramanga, en Proceso de Nueva Evangelización y Renovación, vivió la Semana Bíblica arquidiocesana, cuya apertura se realizó el 30 de septiembre, memoria de San Jerónimo, con la solemne celebración Eucarística presidida por nuestro Padre y Pastor, Monseñor Ismael Rueda Sierra, y su desarrollo se dio hasta el 8 de octubre.

En este año la Delegación de Pastoral de Animación Bíblica Arquidiocesana, en cabeza de su delegado Presbítero José Fernando Díaz Tarazona, presentó un material donde invitaba a profundizar y a conocer más sobre la vida de algunos personajes de la biblia, los cuales nos mostraron con su ejemplo, cómo conocer a Dios por medio de sus vidas, e insistiendo en la realización de la Lectio Divina, y la conformación del COPABI.

El material que fue acogido por las parroquias de nuestra Arquidiócesis donde desarrollaron los talleres de cada día durante esta semana, nos llevaron a conocer la vida de personajes bíblicos como el profeta Abrahán, el rey David, Juan Bautista y la Virgen María, que jugaron un papel importante en la historia de la salvación.

Como se había trazado anteriormente, durante esta semana se invitó a las parroquias a conformar el COPABI, Comité Parroquial de Animación Bíblica, que es un equipo de vida y misión que anima a toda persona e instancia al encuentro con Jesucristo vivo, mediante la Palabra de Dios escrita que se comprende, se ora, se vive y guía procesos de conversión personal y pastoral.
La Lectio Divina fue una de las invitaciones más especiales, con el fin de que la comunidad escuche y encarne la Palabra de Dios, proponiendo una lectura orante de las Sagradas Escrituras que se desarrolla en cinco momentos fundamentales: leer, meditar, orar, contemplar y actuar.

La Animación Bíblica de la pastoral motiva a todas las parroquias y comunidades a que desde los COPABI continúen acogiendo, celebrando y anunciando la Palabra de Dios.

Deja un comentario