Campaña de Ayuda Humanitaria a Venezolanos y Migrantes

Querido hermano Sacerdote y Movimientos Laicales:

 Reciba un cálido abrazo en Cristo Jesús, inmolado como nuestra Pascua.

 Por ser el director del Secretariado para el servicio del Desarrollo Humano Integral y al ser participe en tres ocasiones que nos ha convocado el Estado a través de la Gobernación y la Alcaldía, dejando claro que el Gobierno Colombiano no tiene una política nacional para ayudar a los venezolanos y tampoco para implementar algo que sea solo para la atención a Migrantes.

 Dejando así a la iniciativa a la Iglesia Católica y de cada uno de los hombres que de buena voluntad que quieran hacer algo individual o colectivamente por esta situación que es muy real y que va en crecimiento.

 Nosotros desde la Fundación Banco de Alimentos estamos tratando de ayudar (es decir con lo que ha estado a nuestro alcance a través de las donaciones que nos han hecho); hace 10 meses venimos haciendo un proceso de análisis de la realidad, encuestas para la caracterización y canalización de diferentes ayudas, pues no es solo darles alimentos o ropa, sino además es atenderlos en otras áreas como salud, asesoría jurídica, capacitación, posibles trabajos temporales, legalización en el marco de lo posible, búsqueda de una estabilidad familiar y la no menos importante la parte del acompañamiento espiritual.

 Por este motivo y viendo algunas carencias de nuestros hermanos Migrantes, quiero pedirles el favor de que se haga la campaña de “ayuda humanitaria” en sus comunidades parroquiales para recoger útiles de aseo, mantas, cobijas, colchonetas, ropa en buen estado, zapatos de segunda que se puedan utilizar, alimentos no perecederos, medicinas y si así se desea dinero en efectivo.

 Las parroquias y los movimientos pueden escoger cualquier domingo de Mayo, y tan pronto como hayan hecho la actividad se pueden llamar al banco de alimentos al teléfono fijo 6713408 y coordinar la recogida de dicha ayuda donde ésta se encuentre.

 Agradezco inmensamente que entre todos nos colaboremos, a la vez pueden decirle a las personas venezolanas que lleguen a sus comunidades que se pueden dirigir a la Fundación “Entre dos tierras”, que queda en la Calle 18 Nº28-52, barrio San Alonso, para que sea atendido en sus primeras necesidades y podamos proporcionar la mejor ayuda que podamos, allí se cuenta con personal voluntario que ayuda a distinguir entre la veracidad de la necesidad o la negligencia de las personas.

 

Su servidor en Cristo,

 Padre Luis Gabriel Sierra Quiñónez

DESARROLLO HUMANO INTEGRAL

 

NOTAS:

Ø Cuando un migrante llegue a su comunidad, debe darle esa dirección de la fundación entre dos tierras y que pregunte por la Señora Alba.

Ø  Debe saber que no todos los piden ayudan y que dicen que son de Venezuela, dicen la verdad, allí la fundación sabe y conocer de lugares, de circunstancias y de historias que saben identificar si es verdad lo que dicen o no, tenga presente que una vez la parroquia o el movimiento haya hecho la ayuda querrá que se atiendan todos los casos que ustedes tienen con refugiados y migrantes, pero no todos los casos tienen viabilidad jurídica y no todos se dejan ayudar y promover, algunos ya están acostumbrados al asistencialismo.

Ø  Le ruego que tenga presente que algunas prendas de ropa y de zapatos que ustedes nos donarán son vendidos a un precio de “Mil pesos”, con el fin de costear ayudas económicas para medicinas y otras necesidades de primera mano.

Ø  Ojala podamos ayudar lo que más podamos.

Deja un comentario