Papa Francisco Pide a Participantes Del V CAM Renovar la Vida Eclesial Y Ser cada vez más Misioneros

Por: www.vcambolivia.com

El martes 10 de julio se dio inicio al V Congreso Americano Misionero (VCAM) que reúne a más de tres mil personas de 24 países en la ciudad de Santa Cruz, Bolivia, bajo el lema “América en misión, el Evangelio es alegría”.

Con el fin de fortalecer la identidad y el compromiso misionero la Iglesia en América, las temáticas de estas cinco jornadas del VCAM serán: Evangelio, Alegría, Comunión y Reconciliación, Misión y el Profetismo.

El delegado del Papa Francisco, Cardenal Fernando Filoni, celebró la Misa de inauguración en la Catedral de Santa Cruz, donde participaron dos cardenales, 90 obispos, 450 sacerdotes, 1.306 delegados de los 24 países de América, 110 especialistas ponentes, 245 voluntarios y 1.203 delegados misioneros de las 18 jurisdicciones eclesiales de Bolivia.

En su homilía, el Cardenal Filoni sostuvo que “hoy es fundamental ser creíbles, pero no por la multiplicidad de nuestras palabras, sino por el testimonio de la vida recibida en Cristo”. Señaló que “cualquier obra misionera es al mismo tiempo anuncio y testimonio”, y en ese sentido, la falta de conciencia personal de la misericordia de Dios nos convierte en personas “superficiales, nos quedamos vacíos y no somos para nada creíbles”.

Es por esto que el VCAM “nos permite valorar nuestro compromiso misionero y nos permite tomar un nuevo empuje renovado en el ardor y la pasión por Cristo”. “Amar a esta tierra americana significa hacerle el don de Jesús bendito; yo creo que esto es lo que constituye la verdadera bendición”, afirmó.

El Cardenal Filoni destacó la obra misionera realizada por la Beata Nazaria Ignacia, quien el 14 de octubre de 2018 será canonizada por el Papa Francisco. Ella “no solo asumió el nombre de Jesús, lo anunció y siguió la obra de Cristo en esta tierra bendita de Bolivia”, afirmó.

Al fundar Las Misioneras Cruzadas de la Iglesia en Oruro, la beata quiso que “su pasión por el Evangelio y por los pobres pudiera continuar más allá de su vida que la ofrecía con gusto y por la Iglesia”.

Al terminar la Misa, se descubrió un monumento del primer Cardenal nacido en Bolivia, Julio Terrazas, fallecido en 2015. El primer Congreso Americano Misionero se realizó en Argentina en 1999; el segundo en Guatemala en 2003; el tercero en Ecuador en 2008; y el cuarto en Venezuela en 2013.

En la primera jornada del V Congreso Americano Misionero, el Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Santa Cruz, Mons. Stanislaw Dowlaszewicz, leyó el mensaje del Santo Padre dirigido su delegado en Bolivia, el Cardenal Fernando Filoni. “Estarás presente en nuestro lugar en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra”, dijo el Papa a su delegado, a quien exhortó junto a todos los pastores a celebrar una “ferviente acción de gracias” por los dones de la fe y del bautismo.

Animó a ofrecer la Eucaristía “para que se siga adelante con gran empeño, alegría y confianza la nueva evangelización, de modo que allí se renueve la vida eclesial y sea cada vez más misionera”.

En su mensaje, el Pontífice extendió su bendición sobre su delegado y le pidió que insista “a los obispos y a los demás responsables que en el corazón de Dios hay un puesto preferencial para los pobres, por quienes Él se ha hecho pobre”.

Asimismo, invitó a seguir “la voluntad de Dios, testimoniada por los anales de la Iglesia, confirmada por la vida de los santos, especialmente de los misioneros, manifestada en los distintos eventos de la historia de los pueblos”. “Por nuestra parte sostendremos con la oración tu importante misión, mientras ya desde ahora, venerado hermano nuestro, te confiamos a la afectuosísima protección de María Santísima, Virgen y Madre de Dios, Patrona de América, y también a la intercesión de todos los Santos de esta Iglesia”, expresó el Santo Padre.

Finalmente, agradeció la invitación de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB) para participar del congreso. “Aunque no podemos participar personalmente en este evento de tanta importancia para toda la Iglesia de América, abrazamos con ánimo generoso y benévolo a todos aquellos que participarán en él”, concluye el mensaje del Papa Francisco.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario