¿Quiénes Somos?

ARQUIDIÓCESIS DE BUCARAMANGA NUESTRA HISTORIA

  1. El Siervo de Dios Pío XII, teniendo en cuenta lo difícil que era para un obispo atender un territorio tan extenso como el de la Diócesis de Nueva Pamplona, y buscando una mayor y mejor atención al Pueblo de Dios, el 17 de diciembre de 1952, mediante la Bula «Cum Sit Latior», erigió la Diócesis de Bucaramanga.  El 23 de febrero de 1953 se inauguró solemnemente la nueva jurisdicción; constituirla era el reconocimiento al esforzado trabajo y desvelos pastorales de sacerdotes llenos de celo apostólico y a la vez correspondencia de una comunidad que se hacía cada vez más madura.  Al poco tiempo de fundación de la nueva Iglesia Local, el Señor Obispo vio la necesidad de responder pastoralmente a las necesidades de la feligresía y creó por un solo decreto, el 2 de julio de 1955 cuatro nuevas parroquias.
  2. El esfuerzo evangelizador, la pujanza y crecimiento urbanístico de Bucaramanga merecieron un especial reconocimiento de la Santa Sede, el día 14 de diciembre de 1974, cuando el Siervo de Dios Pablo VI la constituyó Arquidiócesis. Cuando en 1986, se erigió la Diócesis de Málaga-Soatá, Bucaramanga se desprendió de trece parroquias para integrar la nueva Iglesia Local.  Estas parroquias integraban la Provincia de García Rovira, que poco a poco se había constituido en fuente de vocaciones sacerdotales y religiosas.

Actualmente la Arquidiócesis cuenta con 109 parroquias, la inmensa mayoría de carácter urbano.

  1. El primer Obispo inició la tarea apostólica con cuarenta y un sacerdotes, entusiastas y trabajadores; hoy se cuenta con ciento setenta y cinco sacerdotes diocesanos. Del clero arquidiocesano, el Santo Padre ha elegido como obispos a Monseñor Isaías Duarte Cancino (q.e.p.d.), a Monseñor Carlos Prada Sanmiguel y a Monseñor Jorge Enrique Lozano Zafra.
  1. La Iglesia local de Bucaramanga ha sido pastoreada por el Eminentísimo Señor Cardenal Aníbal Muñoz Duque (q.e.p.d.), Monseñor Héctor Rueda Hernández (q.e.p.d.), el Eminentísimo Señor Cardenal Darío Castrillón Hoyos, Monseñor Víctor Manuel López Forero y actualmente por Monseñor Ismael Rueda Sierra.

Han servido como obispos auxiliares en la Arquidiócesis de Bucaramanga: Monseñor Isaías Duarte Cancino (q.e.p.d.), Monseñor Héctor Cubillos Peña y Monseñor Juan Vicente Cordoba Villota.

  1. La marcha pastoral de la Arquidiócesis se guía por las orientaciones de la Iglesia Universal, en consonancia con las directrices del Concilio Vaticano II sobre la espiritualidad de comunión y participación, con el entusiasmo, ardor y metodología propios del Proceso Diocesano de Nueva Evangelización y Renovación, que ha dinamizado la pastoral de esta Iglesia local con la formación de los animadores de pastoral en vistas a la conformación de las Comunidades Eclesiales Misioneras. La vivencia de la Misión Continental ha permitido el despertar del compromiso evangelizador de los laicos como discípulos misioneros.
  1. Una mirada retrospectiva de lo que ha sido la Iglesia Local, a lo largo de estos 64 años, deja un balance ampliamente positivo, en todos los aspectos porque a la par de un esfuerzo amplio y generoso por difundir la Buena Noticia se ha visto una gran contribución en la formación de la familia, la juventud y atención a los necesitados con la fundación de colegios, universidades, ancianatos y hospitales. Desde el punto de vista urbanístico, no pocos de los templos son obras que embellecen el área metropolitana.
  1. La actividad realizada y el entusiasmo mostrado por quienes escribieron estos sesenta y cuatro años de historia, constituyen ejemplo y reto para todos nosotros que estamos orgullosos de integrar nuestra Iglesia Particular de Bucaramanga.