2019 AÑO MARIANO

Queridos hermanos y hermanas: comenzamos un nuevo año, que todos aspiramos sea colmado de las bendiciones del Señor. También en nuestro camino como Pueblo de Dios, damos un paso adelante en el proceso de pastoral que guía la marcha de todos, de la mano de Dios. Nos llena de inmensa alegría y confianza porque este año, el quinto de la etapa del encuentro con Cristo, profundizaremos especialmente en el puesto y misión de María, Virgen y Madre de Dios, en el misterio de Cristo y de la Iglesia, reconociendo que Ella es camino seguro para llegar a Él y encontrarnos con Él.

Será un Año Mariano en la Arquidiócesis. Incomparable oportunidad para valorar, por una parte, el inmenso amor que existe entre nosotros por la Madre del Señor, expresado tanto en la liturgia como en las expresiones de la religiosidad popular, con especial aprecio por el rezo del rosario, las fiestas patronales y las peregrinaciones. Por otra parte, tenemos la oportunidad de purificar todas aquellas manifestaciones marianas que no corresponden al itinerario de fe y de verdadero amor y devoción hacia aquella que nos recomendó, en las bodas de Caná, señalando a Jesús: “Haced lo que él os diga” (Jn 2,5).

Por estas razones, nos servirá de apoyo fundamental, el valioso discernimiento realizado en el Concilio Vaticano II, consignado en la Constitución sobre la Iglesia (L.G.) que ubicó de manera providencial y admirable a la Madre de Dios, no fuera, sino en su propia casa, la Iglesia, de la cual es Madre, así como también miembro excelso de la misma, unida siempre y conduciéndonos hacia su Hijo, Cabeza de este Pueblo, centro y fuente de nuestra salvación y Camino que nos lleva al Padre.

Tendremos la oportunidad de contemplar el misterio de la Virgen- Madre recordando lo que será el texto programático de este año: “al llegar la plenitud de los tiempos, envió a su Hijo, nacido de mujer,…para que recibiésemos la adopción de hijos” (Gal 4,4-5). “El cual, por nosotros los hombres y por nuestra salvación, descendió de los cielos y por obra del Espíritu Santo se encarnó de la Virgen María” (Misal, Canon). Una oportunidad magnífica para percibir el acompañamiento cercano de María en la vida del niño Jesús y luego en el ministerio público del Señor y su presencia orante en la espera del Espíritu, derramando en Pentecostés y luego, asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial, para ser constituida como Reina universal.

Simultáneamente profundizaremos más de cerca todo lo que se refiere a la dignidad de la mujer y las campañas de no violencia contra ellas.

Estamos pues, invitados a disfrutar de este tiempo de gracia, cuando celebramos también a nivel nacional el Centenario de la coronación canónica de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, Patrona y Reina de Colombia. Con mi fraterno saludo.

 

+ Ismael Rueda Sierra

Arzobispo de Bucaramanga

 

 

2 pensamientos en “2019 AÑO MARIANO”

  1. Excelente conocer de la voz del Pastor, todo el derrotero que se seguirá, en este año Mariano Arquidiocesano, al ejemplo de la que supo hacer siempre la Divina Voluntad, y alcanzarnos la dignidad de hijos de Dios. reconocer la importancia de la Virgen María en el plan de Salvación.
    Dios lo proteja y mamita María lo cubra con su manto.

Deja un comentario