«Pidamos a María bajo la advocación del monte Carmelo interceda por nosotros» Monseñor Ismael Rueda Sierra

En la mañana del 16 de julio, Monseñor Ismael Rueda Sierra presidió la Santa Eucaristía con motivo de la memoria de Nuestra Señora del Carmen, desde la parroquia Nuestra Señora de la Candelaria, en Suaita – Santander.

Hoy la iglesia celebra la memoria especial de nuestra señora del Carmen o del monte Carmelo, esta celebración busca acentuar un valor especial o fundamental que María nos recuerda y nos transmite.

Esta advocación tiene referencia al monte de Israel, un monte donde las sagradas escrituras nos dicen que estuvo el profeta Elías, quien además con motivo de una sequía, y para demostrar que el Dios de Israel es el verdadero Dios, Elías hace que Acab reúna a 450 profetas de Baal en el monte Carmelo.

Por otra parte en la edad media, algunas personas piadosas y contemplativas se retiran al monte Carmelo a orar por la humidad, de ahí nace la orden de los carmelitas, quienes han llevado adelante la advocación de la santísima virgen maría.

La virgen prometió al superior que todo el que muriera con su escapulario jamás iría al infierno. Todo esto habría ocurrido un 16 de julio de 1251: «Este debe ser un signo y privilegio para ti y para todos los Carmelitas: quien muera usando el escapulario no sufrirá el fuego eterno».

El Arzobispo de Bucaramanga también resaltó la gran devoción de los conductores, heredada de los marineros, hacía esta advocación mariana, e invitó a todos los conductores a realizar sus labores con responsabilidad y solidaridad.

Monseñor finalizó su intervención pidiendo la intercesión de María del Monte Carmelo en esta hora difícil de pandemia e invitando a los fieles a nunca dejar de orar con insistencia y poner nuestra confianza en el Señor.

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario