Evangelio del Día, Sábado 16 de Diciembre de 2017

¿Por qué ir a Misa el Día Domingo?