Bendición y dedicación Capilla Nuestra Señora del Rosario, en barrio Nuevo – El Playón

Por: Delegación de Comunicaciones – [email protected]

En el marco de la memoria de Nuestra Señora del Rosario celebrada en nuestra Iglesia universal el pasado lunes 07 de octubre, la comunidad del corregimiento Barrio Nuevo, que pertenece a la Parroquia Santa María Magdalena en Betania, del Arciprestazgo Inmaculada Concepción, vivió con gran gozo y alegría la bendición y dedicación de su Capilla a la Virgen María en la Advocación de Nuestra Señora del Rosario. La Santa Eucaristía fue presidida a las 10:00 a.m. por nuestro Arzobispo, Monseñor Ismael Rueda Sierra, y concelebrada por el padre Nelson Enrique Gómez Hernández, Vicario Episcopal de Jesucristo Redentor, el padre Yeiner Carrascal, párroco de la comunidad, y varios presbíteros diocesanos invitados.

La celebración inició en el atrio del templo donde un líder de la comunidad hizo entrega oficial de las llaves del templo al señor Arzobispo como signo de ese compromiso misionero que desean asumir bajo la guía del pastor. Acto seguido Monseñor Ismael Rueda hizo la apertura oficial de las puertas del templo exhortando a la feligresía a vivir el Banquete Eucarístico. Durante la celebración nuestro Arzobispo realizó la bendición de la Sede presbiteral, el Baptisterio, el Crucifijo, el Ambón, Altar y el Sagrario donde luego de compartir la Sagrada Comunión, se entronizó la reserva Eucarística.

En la Homilía el señor Arzobispo destacó la unidad y el esfuerzo de la comunidad en la construcción de la casa de Dios. “queridos hermanos y hermanas nos hemos reunido en éste templo que llevará el nombre de Nuestra Señora del Rosario para dar gracias a Dios por la unidad de estas familias, que como Iglesia ha trabajado, se ha esforzado y con sus contribuciones de todo orden, materiales, espirituales, económicas, mano de obra, actividades, etc., se han propuesto la meta de construir éste lugar santo para la Gloria de Dios, el bien de las almas, y para el bien de todas las familias que viven en este sector de nuestra Arquidiócesis de Bucaramanga. (…) hoy nos hemos reunido para agradecer a Dios por este templo que es signo de su presencia, para bendecirlo y que se convierta en un lugar sagrado para la comunidad y en el que podamos realizar todas las acciones litúrgicas y sagradas como ocurre en nuestros templos y con la presencia de Jesús en la Eucaristía, en el Sagrario. Todos los signos, símbolos que vamos a vivir en la Eucaristía, nos hablarán del modo como Dios construye a su pueblo, como piedras vivas y cómo Él está siempre presente en su pueblo guiándolo, orientándolo, llevándolo hasta el final”.

“Hoy el apóstol Pedro en su carta nos invita a pensar, que todo se construye en una roca firme que es Cristo, la piedra fundamental; y en Él, con todos sus apóstoles, de quienes quiso fueran fundamento apostólico de la Iglesia, teniendo como cabeza a Pedro, el primero de ellos. Jesús es la Piedra Angular que sostiene el edificio, la Iglesia, los apóstoles son sus bases y Pedro es la Piedra, roca firme donde Cristo construye su Iglesia. El apóstol nos recuerda que todo el edificio está construido con piedras vivas, que somos todos los bautizados, todos los creyentes; en ésta época, seríamos ladrillos vivos, y cada uno de ellos ocupamos un lugar en la construcción, en la obra de Dios, en la comunión, en su familia; cada uno con un carisma, con unos Dones que el Padre nos ha dado y que son donados, ofrecidos para la construcción de la comunidad; así sucede en el templo, muchos ladrillos están ocultos, son discretos, no se ven, pero tienen un papel fundamental en la cimentación, en sus bases, cumplen con su función. Nos reitera el apóstol que somos un pueblo, una edificación viva, y por la gracias de Dios desde el bautismo tenemos que ocupar un puesto, una misión, unida a la acción de todos los demás, para que de esa manera manifestemos la unidad de la presencia de Dios en el mundo en donde quiera que estemos. Cada una de las comunidades llámese una parroquia, Comunidad Eclesial Misionera, un grupo, un movimiento; ustedes por ejemplo, tendrán que ser siempre signo de la presencia del Señor para que todos los que vean la vida,  la actividad, el dinamismo, la caridad, el trabajo de ésta comunidad, digan allí está el Señor presente, allí Dios los acompaña y va con ellos y ésta es una manera de evangelizar, no hay necesidad de decir nada sino el hecho del amor, la cercanía, la unidad que se vida y la caridad en un grupo, en una comunidad, habla bien de Dios a los demás y es evangelizador”.     

Antes de la bendición apostólica con Indulgencia Plenaria el padre Yeinner Carrascal agradeció a Dios por la dedicación de este templo a Nuestra Señora del Rosario, a Monseñor Ismael por presidir esta Santa Eucaristía y a toda la comunidad, así como también a los miembros del Comité Pro templo, por todos los esfuerzos en hacer realidad esta obra que beneficiará a más de 200 familias del Corregimiento Barrio Nuevo del Playón. Como signo de gratitud la comunidad hizo entrega al señor arzobispo de una artesanía; por su parte Monseñor Ismael agradeció a Dios por hacer realidad éste templo, a las familias por todo el esfuerzo que durante tres años y medio hicieron para poder construirlo y ponerlo al servicio de la comunidad. La jornada finalizó con el rezo del Santo Rosario con toda la comunidad.

Deja un comentario