“Conoce, ama, vive tu fe y acompaña a tus hermanos”

 Por: Hna. Dora Juliana Carreño Peñaranda, Hermanas de la Doctrina Cristiana – Delegada Episcopal de la Catequesis – Directora de la ERFOC.

¡Queridos hermanos y hermanas!, hemos vivido una semana Arquidiocesana de la catequesis muy particular en este año 2020.  Agradecemos a Monseñor Ismael Rueda Sierra, por apoyar todas las iniciativas propuestas por el equipo de la Delegación de Catequesis, conformada por: Yamile Uribe, Cecilia Matiz, Carlos Perucho, Claudia Gallardo, Elizabeth Conde, José Bravo, Luz S. Hernández, Martha Mejía, Yaneth Mejía, Hna. María Escrihuela HHDC; agradecemos también a la Vicaría de Pastoral por sus orientaciones; agradecemos a todos los catequistas, animadores arciprestales, coordinadores, que apoyaron con sus iniciativas para la vivencia de esta semana de manera virtual, la cual fue una experiencia que nos llevó a aprender haciendo, incursionando en el mundo o continente digital, como nos lo recalca el Papa Francisco.

En general, podemos decir que fue un gran reto asumir esta experiencia tan enriquecedora, con la satisfacción de Misión Cumplida, motivándonos a seguir empleando estos medios tecnológicos para poder llegar a muchas más personas que hacen parte de las diferentes comunidades parroquiales.

Damos gracias a Dios por habernos permitido vivir esta experiencia, por todo el apoyo de quienes participaron, y quienes se unieron a esta propuesta; a la Delegación de Comunicaciones de nuestra Arquidiócesis, a Radio Católica Metropolitana, y a quienes estuvieron siguiendo las trasmisiones de las diferentes actividades.

Fue notoria la participación de gran cantidad de catequistas, sacerdotes, familias, catequizandos y laicos comprometidos en la acción evangelizadora de nuestra Iglesia Particular de Bucaramanga e incluso de otras Diócesis de Colombia y de otros países.

 Nos alegró la participación de la comunidad sorda por primera vez en la semana de la Catequesis, donde se contó el apoyo de los catequistas que han estado acompañando el proceso con ellos, Milena Becerra, Pablo Escobar Chacón e Isabel Sánchez, y la colaboración de la intérprete Yurleisy Carolina Jaimes Uribe.

Durante esta semana se presentaron conferencias formativas cuyos ponentes fueron: el Padre Miguel Rey, Padre Manuel Jiménez Y Laura Hernández Psicóloga y Catequista, orientadas a profundizar en aspectos importantes que debe tener todo catequista y creyente en su proceso de discipulado.

Fue posible este año, bajo los lineamientos del PDER reflexionar en torno a la experiencia de Iniciación Cristiana, ahondar en el sacramento del Bautismo, en la importancia que este tiene en la vida de todo creyente y el compromiso al cual nos invita:  Reconocernos hijos de Dios.

 Para clausurar la semana fueron invitados los catequistas a profundizar en el gozo del encuentro con Jesús a través de un retiro, dirigido por Luz Sthella Hernández y Hermana Dora Juliana Carreño Peñaranda, con una duración de 3 días, vivido en momentos sincrónicos y asincrónicos, contando con la participación de más de 200 catequistas.

El día Arquidiocesano del catequista fue dedicado a ellos, vivido desde la Espiritualidad de comunión, se dio inicio con el Rosario Participativo, donde se constató la dedicación y el esmero de los arciprestazgos y sus animadores, apoyados por sus familias, sus comunidades y Párrocos; posteriormente la Eucaristía fue presidida por Monseñor Ismael Rueda Sierra.

Todo lo anterior ha permitido dejar una huella que marca la vida de muchas familias y nos lleva a sentir la necesidad de orar juntos y hacer nuestra la propuesta de configurarnos con el Señor, desde la gracia que nos da el Espíritu Santo; poder emprender con gozo el deseo de recargarnos de Él y de su amor para poder salir y anunciarlo a todo el mundo.  

 Queremos exaltar el apoyo incondicional de algunos seminaristas de Primer año de la Etapa Discipular, Heiner Andrés Lasso Mora y Lucio Estiven Núñez Piñerez y el seminarista de Segundo año de la Etapa Discipular Johan Alexis Ortiz Téllez quienes formaron parte de la logística, de la parte técnica, además junto con ellos algunos catequistas jóvenes de varias parroquias en su destacada participación con la actividad de los juegos virtuales.  Fue toda una riqueza pedagógica y metodológica.

Se clausuró con un encuentro que permitió compartir y dar gracias a Dios por el trabajo misionero que realizan los catequistas en las diferentes parroquias; para amenizar el Ministerio De Música Apocalipsis De La Parroquia Nuestra Señora De La Esperanza, en el Reposo, ofreció una serenata a los asistentes.   Se contó con la grata participación de unas invitadas especiales: la Hna. Reme y la Hna. Nadia E. Ardila, quienes coordinaron y dirigieron en años anteriores la ERFOC.

Finalmente, desde la Delegación de Catequesis, reiteramos nuestro agradecimiento a las 3485 personas que constantemente estaban unidas, activas, participativas, a los catequistas de las zonas rurales, a todos mil y mil gracias.

Seguimos contando con su oración, con su presencia y participación en cada una de las iniciativas que la Delegación de catequesis va promoviendo para todos ustedes, continuando con el deseo de mantenernos siempre unidos y dejar que Cristo sea el centro y motor que mueve nuestra vida para anunciar y seguir comprometidos en esta obra misionera de llevar a otros la presencia de Cristo que es la luz del mundo.

Les invitamos a seguir teniendo presente el lema que nos iluminó en la Semana Arquidiocesana de la Catequesis: “Conoce, ama, vive tu fe y acompaña a tus hermanos, para tener viva la esperanza, la fe y el deseo de saber acompañar a los otros, a aquellos que van de camino junto con nosotros en el deseo de conocer, amar, seguir y anunciar a Jesucristo.

ORACIÓN DEL CATEQUISTA

Señor, me has elegido para ser catequista.

Has puesto tu mirada en mí, sin merecerlo,

y me has confiado un grupo de personas,

para que en Tu nombre siembre el Evangelio en sus corazones

y la semilla germine y de buen fruto,

un fruto de oración, de servicio, de amor, de entrega

de una vida moral exigente y evangélica,

de la celebración de los sacramentos…

Una vida que sea un seguimiento a Jesucristo

con radicalidad y exigencia.

Ilumíname para que con Tu Gracia y el don del Espíritu Santo,

pueda realizar la misión de catequista que me encomiendas.

Haz que no sólo confíe en mis fuerzas,

sino que siempre me apoye en las tuyas.

Mira con bondad a todos los que me has confiado,

para que la Buena Noticia que les transmito

sea bien acogida en sus corazones.

Ayúdales en todo lo que necesiten.

Protégelos y acompáñalos siempre.

Haz, Señor, que todos los catequistas,

vivamos con ilusión nuestro ministerio,

nos formemos bien para ello,

y seamos siempre conscientes de que nuestra

tarea la realizamos en nombre de la comunidad

de la que formamos parte.

Señor, gracias por hacerme catequista.

Gracias porque siempre estás conmigo.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo

Como era en un principio ahora y siempre

Por los siglos de los siglos. Amén.

Deja un comentario