Corpus Christi: Papa Francisco vuelvan al Señor en la Adoración y en la Misa

Por: Mercedes de la Torrre  ACI Prensa

“Apenas sea posible, vuelvan a la Adoración y a la comunión del Cuerpo del Señor en la Misa”, fue la recomendación del Papa Francisco este miércoles 10 de junio durante su audiencia general de esta semana llevada a cabo en la biblioteca del palacio apostólico vaticano.

Tras impartir su catequesis sobre la oración de Jacob, el Santo Padre recordó la solemnidad del Corpus Christi, que este año se celebra el jueves 11 de junio, y en algunos países por motivos pastorales el domingo 14 de junio, y sugirió diversas recomendaciones a los católicos.

Durante su saludo a los fieles de lengua portuguesa, el Papa invitó a “mirar con confianza su futuro en Dios, llevando el fuego de su amor en el mundo”.

En esta línea, el Santo Padre animó -considerando que en muchos países del mundo todavía no es posible asistir a la Celebración Eucarística en las iglesias debido al Covid-19- a que “apenas sea posible, regresen a la Adoración y a la comunión del Cuerpo del Señor en la Misa de precepto”. “Es la gracia de la Pascua que fructifica en la Eucaristía y que hace fecunda nuestra vida. ¡Dios los bendiga!”, dijo el Papa a los fieles de lengua portuguesa.

Además, el Santo Padre señaló a los italianos que “mañana es la Solemnidad de Corpus Domini, Cuerpo y Sangre de Cristo” y agregó que “este año no es posible celebrar la Eucaristía con manifestaciones públicas, sin embargo, podemos realizar una ‘vida eucarística’”.

“La hostia consagrada contiene la persona de Cristo: estamos llamados a buscarla delante al Sagrario en la iglesia, pero también en aquel sagrario que son los últimos, los que sufren, las personas solas y pobres”, indicó el Papa quien exhortó también a “encontrar en la Eucaristía las energías necesarias para vivir con fuerza cristiana los momentos difíciles”.

Por último, el Pontífice subrayó a los fieles polacos que el mes de junio, dedicado al Sagrado Corazón de Jesús es “particularmente sentido entre ellos” por lo que recomendó confiar “las inquietudes de nuestros corazones” al “Corazón Divino, lleno de paz y de amor”.

Deja un comentario