Iglesia católica en Colombia ayuda a los damnificados

Por: Dpto. de Comunicaciones CEC

La Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), a través de su Secretariado Nacional de Pastoral Social – Cáritas Colombiana (SNPS), realizará este viernes 11 de diciembre la Jornada de Oración y Caridad: “Tiende la mano a quienes lo necesitan”, para ayudar a los damnificados por la ola invernal y el paso del huracán Iota.

De 11:00 de la mañana a 3:00 de la tarde, el auditorio de la CEC se convertirá en el gran escenario de esta jornada que será transmitida en directo por el canal Teleamiga y las páginas en Facebook de la CEC /episcopadocol y el SNPS /pastoralsocial

Serán cinco horas de oración, de música esperanzadora con cantantes católicos nacionales e internacionales, reflexiones a partir de la realidad adversa que afrontan los damnificados y se compartirán testimonios contados por ellos mismos.

De igual manera, se invitará a católicos y no católicos a ser generosos con sus ofrendas para lograr un monto considerable que permita al Secretariado Nacional de Pastoral Social seguir canalizando ayudas con prontitud para quienes sufren por los estragos de las lluvias en diferentes regiones del país.

Estas donaciones se estarán recibiendo vía online a través de la web caritascolombiana.org y de la cuenta corriente del Banco de Bogotá 081-37334-2 a nombre del Secretariado Nacional de Pastoral Social (Nit 860.039273-3).

En medio de la pandemia, la ola invernal

Ciertamente, el 2020 no ha sido un año fácil para el mundo, pues la pandemia a causa del Covid 19 ha causado serias afectaciones en varios sectores de la sociedad. Lamentablemente ahora Colombia, que apenas se está levantado de un confinamiento obligatorio de casi siete meses, tiene que afrontar las consecuencias de la ola invernal y las afectaciones que causó el coletazo del huracán Iota.

Son miles los colombianos que en este momento están pasando por una situación aún más crítica que cuando finalizó el aislamiento obligatorio, pues el invierno ha traído serias afectaciones de carácter humanitario en algunas regiones del país dejando viviendas destruidas, personas desaparecidas, deslizamientos de tierra y avalanchas, entre otras consecuencias.

Ante este panorama, la Iglesia católica en Colombia ha aunado esfuerzos para poder ayudar a miles de damnificados; un trabajo que ha venido haciendo sin parar desde el mes de marzo, apoyando a quienes se vieron afectados por la pandemia. Sin embargo, ahora, atendiendo la delicada situación que actualmente se presenta a causa de la ola invernal, las ayudas empiezan a escasear.

Por esta razón, la Iglesia insiste en animar a los católicos y personas de buena voluntad, diciéndoles: “Tiende la mano a quienes lo necesitan”.

Deja un comentario