Iglesia Colombiana denuncia crisis humanitaria en las cárceles por el coronavirus

Redacción ACI Prensa

El Secretariado Nacional de Pastoral Social de Cáritas Colombiana (SNPS/CC) señaló que es necesario intervenir en la situación de hacinamiento e insalubridad que atraviesan las cárceles en el país desde hace años, y que por la pandemia ha empeorado.

Mediante un comunicado, el director del SNPS/CC, Mons. Monseñor Héctor Fabio Henao, indicó que la Iglesia se encuentra preocupada por la emergencia sanitaria que ha “golpeado de manera particular los centros penitenciarios”.

Colombia cuenta con más de 17 mil infectados por el COVID-19, y 630 muertes por el virus, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Medios locales del país confirman que el hacinamiento en las cárceles de Colombia ha alcanzado el 51%, y los casos de coronavirus en los centros penitenciarios han superado los 880 a nivel nacional.

Mons. Henao lamentó que, a pesar de las constantes denuncias a la situación de hacinamiento e insalubridad que presentan las cárceles en Colombia la situación no haya cambiado.

El Prelado llamó a los ciudadanos a ser sensibles al drama que padecen las personas en la cárcel, sus familias, el personal administrativo, “la guardia y quienes tienen la responsabilidad de atender a esta población”, y visitarlos “con nuestra solidaridad”.

Además, resaltó la urgencia de abordar la crisis humanitaria de las cárceles, “con medidas que respeten la dignidad humana y protejan la salud de los reclusos”. “Deben ser medidas integrales y de calidad para garantizar el derecho a la vida y a la salud, con la prevención del virus y el acceso a los servicios de salud adecuados”, agregó.

Mons. Henao pidió la redistribución de los presos en otros centros penitenciarios, para así aliviar el hacinamiento en el que viven las personas en la cárcel.

Asimismo, señaló que es necesario encontrar una solución para las personas vulnerables que están privadas de su libertad, como las madres que viven con menores de tres años en la cárcel, las personas con enfermedades preexistentes o que tienen un riesgo mayor al coronavirus a causa de su edad.

Finalmente, resaltó la situación de las estaciones de policías, donde debido al espacio “no se pueden cumplir las condiciones de salubridad ni de distanciamiento social” entre los policías y los reclusos.

“La Pastoral Penitenciaria, en medio de esta emergencia, ha continuado y continuará con la atención espiritual y los programas humanitarios en los centros penitenciarios”, concluyó.

Deja un comentario