Iglesia concluye documento sobre situación eclesial y social de la Amazonía en Bolivia

Redacción ACI Prensa

La Red Eclesial Panamazónica de Bolivia (REPAM) concluyó el Documento País sobre la situación de la Amazonía que será presentado en Roma a la Comisión del Sínodo para la Amazonía, a realizarse en octubre de 2019.

El 12 y 13 de febrero miembros de la REPAM Bolivia se reunieron en la ciudad de La Paz para concluir el documento que recoge las respuestas de más de cinco mil personas a la consulta sobre la realidad eclesial y social de la Amazonía boliviana.

Se trata de una continuación del trabajo realizado en Cochabamba el 12 y 13 de enero, en que participaron los nuevos obispos de las jurisdicciones amazónicas de Bolivia, el Presidente y Secretario General de la Conferencia Episcopal Boliviana, junto a delegados de otras diócesis.

Mons. Eugenio Coter, Obispo del Vicariato Apostólico de Pando y Coordinador de la REPAM Bolivia, explicó que la consulta abarcó problemáticas que “tocan todas las facetas de la vida de la Amazonía”, como la inclusión de las minorías indígenas y la mentalidad “extractivista y de comercio” que se tiene de este territorio. “Hemos estado escuchando estas voces que piden ser amplificadas y protegidas”, señaló el obispo a la oficina de prensa de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB).

Agregó que el trabajo evalúa el caminar de las grandes infraestructuras respecto a la visión del cuidado de la casa común, ya que “la Amazonía tiene un rol en el país como proveedor de oxígeno, agua y parte de la regularización del clima”. “La degeneración de la Amazonía por el desmonte, el desbosque, la minería y el narcotráfico está causando daños ambientales que genera cambios climáticos, que afectan la población local, que alterna inundaciones a sequías y que se refleja a nivel estructural en el resto del país”, advirtió.

En cuanto a la vida eclesial, Mons. Coter indicó que el documento revela la “escasa presencia de sacerdotes y religiosos” en un territorio donde habitan “un millón doscientas mil personas”, la mayoría católicos.

La evaluación propone la pregunta de “cómo ser Iglesia en este territorio” y suscita reflexiones para la “formación de laicos, la demanda de un compromiso a los sacerdotes y religiosas y el desafío de una ministerialidad que ayude a vivir los sacramentos a estas personas”. “Son parte de sus pedidos a la Iglesia, que en el acompañamiento y el caminar con ellos podamos lograr construir respuesta a esta esperanza”, concluyó Mons. Coter.

Deja un comentario