Luigi María Palazzolo, Apóstol de los niños abandonados, será proclamado Santo

Por: Vatican News, Ciudad del Vaticano

El Papa Francisco ha autorizado la promulgación del Decreto para la canonización del sacerdote Luigi Maria Palazzolo, fundador de la Congregación de las Hermanas de los Pobres. La Iglesia tendrá también 19 nuevos beatos, entre ellos 17 mártires, y 6 nuevos Venerables Siervos de Dios.

El Santo Padre Francisco recibió ayer al Cardenal Angelo Becciu, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, autorizando al Dicasterio a promulgar los Decretos relativos a una nueva canonización, 19 próximos Beatos y seis nuevos Venerables Siervos de Dios, entre ellos dos obispos.

El sacerdote de Bérgamo que dedicó su vida a la educación de los niños abandonados

Con el reconocimiento del milagro atribuido a su intercesión, el Beato Luigi María Palazzolo, sacerdote de la ciudad italiana de Bérgamo, fundador del Instituto de las Hermanas de los Pobres- Instituto Palazzolo, será proclamado santo.

Luigi María nació el 10 de diciembre de 1827 en Bérgamo, el último de ocho hijos, casi todos fallecidos prematuramente, del matrimonio conformado por Ottavio Palazzolo y Teresa Antoine, ambos de familias acomodadas. El 8 de agosto de 1837 Luigi quedó huérfano de padre. Su madre, que era muy religiosa como su marido, le dio una educación basada en la caridad hacia los pobres y los enfermos.

Ordenado sacerdote de la diócesis de Bérgamo en 1850, se dedicó a la educación de los niños abandonados desde los primeros días de su sacerdocio. Con el tiempo se dio cuenta de que también tenía que ocuparse de las niñas, iniciando la Obra de Santa Dorotea en el popular y pobre barrio de San Bernardino en Bérgamo.

Convencido de que tenía que ayudar a las jóvenes trabajando junto a las educadoras expertas, el 22 de mayo de 1869, con Teresa Gabrielli, fundó el Instituto de las “Hermanas de los Pobres”, comprometidas en compartir en todo la vida de los pobres. También fundó un instituto masculino, los Hermanos de la Sagrada Familia, que, sin embargo, desapareció en 1928.

Don Luigi murió en Bérgamo, en la Casa Madre de su Instituto, el 15 de junio de 1886. Fue beatificado el 19 de marzo de 1963 en la Basílica de San Pedro de Roma por San Juan XXIII. Para la Diócesis de Bérgamo y las Hermanas de los Pobres, su memoria litúrgica fue establecida el 22 de mayo, aniversario de la fundación del Instituto. Sus restos mortales son venerados en Bérgamo, en la iglesia de la Casa Madre de Vía San Bernardino.

Diecisiete mártires entre los próximos beatos

Asimismo, el Papa ha aprobado los Decretos mediante los cuales la Iglesia tendrá 19 nuevos beatos, de los cuales 17 son mártires: Gaetano Giménez Martín y 15 compañeros, sacerdotes y laicos, asesinados en odio a la fe durante la guerra civil en España, en 1936, y el sacerdote diocesano polaco John Francis Macha, asesinado a los 28 años en Katowice (Polonia) el 3 de diciembre de 1942. También serán proclamados beatos el sacerdote diocesano italiano Olinto Marella (1882-1969) y el misionero comboniano italiano Giuseppe Ambrosoli, fallecido en 1987 en Lira, Uganda.

Los nuevos Venerables Siervos de Dios

Por otra parte, con el reconocimiento de las virtudes heroicas, serán Venerables Siervos de Dios, el obispo canadiense Ovidio Charlebois (1862-1933), de la Congregación de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada, vicario apostólico de Keewatin; el obispo alemán Michele Wittmann, auxiliar de Regensburg (1760-1833); el sacerdote diocesano italiano Olinto Fedi, fundador de la Congregación de las Hermanas Franciscanas de la Inmaculada (1841-1923); el religioso italiano Giacomo Bulgaro, de la Orden de los Frailes Menores Conventuales (1879-1967); la religiosa italiana Giovanna María Battista Solimani (nacida: María Antonia), Fundadora de las Monjas Romitas de San Juan Bautista y de los Misioneros de San Juan Bautista (1688-1758); y la religiosa española Ana de Jesús de Lobera (nacida: Ana), monja profesa de la Orden de las Carmelitas Descalzos (1545-1621).

Deja un comentario