Papa Francisco: Armas nucleares son una grave amenaza para el género humano

Redacción ACI Prensa

El Papa Francisco pidió este 26 de septiembre liberar a la humanidad de las armas nucleares porque son “una grave amenaza para el género humano”.

Así lo indicó el Santo Padre en un mensaje enviado a través de su cuenta de Twitter @Pontifex_es con ocasión del Día Internacional para la eliminación de las armas nucleares en el que pidió al Señor “el don de la paz” y “un mundo sin armas de destrucción masiva”.

Un día anterior, el Papa Francisco envió un video mensaje a la 75ª Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el que denunció el empleo de “armas en destrucción masiva” en los conflictos bélicos.

“Debemos preguntarnos si las principales amenazas a la paz y a la seguridad como, la pobreza, las epidemias y el terrorismo, entre otras, pueden ser enfrentadas efectivamente cuando la carrera armamentista, incluyendo las armas nucleares, continúa desperdiciando recursos preciosos que sería mejor utilizar en beneficio del desarrollo integral de los pueblos y para proteger el medio ambiente natural”, señaló el Papa en el video mensaje.

En esta línea, el Santo Padre destacó la importancia de “desmantelar las lógicas perversas que atribuyen a la posesión de armas la seguridad personal y social” y añadió que “tales lógicas sólo sirven para incrementar las ganancias de la industria bélica, alimentando un clima de desconfianza y de temor entre las personas y los pueblos”.

Además, el Papa Francisco visitó el Memorial de la Paz de Hiroshima el 24 de noviembre de 2019 durante su viaje apostólico en Japón en donde condenó el desarrollo y empleo de las armas nucleares al afirmar que “el uso de la energía atómica con fines de guerra es inmoral. Seremos juzgados por esto”.

“Con convicción, deseo reiterar que el uso de la energía atómica con fines de guerra es hoy más que nunca un crimen, no sólo contra el hombre y su dignidad sino contra toda posibilidad de futuro en nuestra casa común”, dijo el Santo Padre en Hiroshima.

Deja un comentario