PARROQUIA NTRA. SRA. DE LA MEDALLA MILAGROSA CELEBRA SU FIESTA PATRONAL

Por: Delegación de Comunicaciones – [email protected]

En el día del Señor, el domingo 24 de noviembre, Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, la Parroquia Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa que guía pastoralmente el padre Román Javier Latorre en el barrio Porvenir, del Arciprestazgo Ntra. Sra. de Guadalupe en la Vicaría de la Santísima Trinidad, celebró 29 años de haber sido eregida como Parroquia con la Santa Eucaristía que presidió a las 6:00 p.m. nuestro padre y Pastor Monseñor Ismael Rueda Sierra Arzobispo de Bucaramanga.

En su saludo inicial durante la homilía el señor arzobispo agradeció a Dios por ésta comunidad dedicada a la Virgen María en la Advocación de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, así como también por los 29 años de vida sacerdotal del padre Román Javier Latorre, párroco de la comunidad. “hoy es un día muy especial para la Iglesia Universal pues terminamos nuestro año litúrgico con la fiesta de Jesucristo, Rey del Universo, y por eso todos nos unimos en la Fe para proclamarlo a Él como el centro de nuestra vida, el que tiene que Reinar siempre sobre nosotros, porque Él nos ha salvado, ha dado su vida por la nuestra, nos ha redimido y nosotros somos los beneficiarios permanentes de la salvación que Él asumió entregándose en la cruz.

(…) Jesús Reina desde la Cruz y reina Glorioso, triunfante, Resucitado, porque dio su vida totalmente por nosotros; no se ahorró nada con tal de rescatarnos y salvarnos del pecado, de la muerte y todas sus consecuencias. Y por eso fijémonos qué distinto es el estilo del Reinado de Jesús, al estilo del reinado que vemos nosotros en el mundo, la mentalidad humana; mientras Jesús se hace pequeño, se hace humilde, siervo, da su vida por nosotros y nos invita a que lo sigamos e imitemos en la vida, también en el corazón humano hay los sentimientos de dominio, de prepotencia, de ventaja sobre los demás que tanto daño nos hace en la vida de la sociedad.

Jesús vino a traer el Reino de Dios a nosotros y Él lo explica a través de Parábolas, nos explica en qué consiste ese Reino del Padre, su presencia entre nosotros, el Enmanuel, como lo vamos a vivir ahora en la Navidad. Jesús ante tanta insistencia por conocer dónde está el Reino de Dios, les explica que el Reino no está ni aquí, ni allá, está dentro de vosotros. Qué importante recordar que donde está Cristo, el Señor, está presente el Reino de Dios y si Cristo está presente en cada uno de nosotros, allí está presente Dios Padre; de allí la enorme importancia de lo que hemos meditado todos durante estos cinco años de nuestro Proceso Diocesano de Pastoral, la importancia de Encontrarnos con Jesús, la cual implica conocerlo a Él como es, no como lo imaginamos, sino como Él se nos ha revelado, aceptándolo con amor y prometiéndole seguirlo siempre en la vida, discípulos suyos; y teniendo esa experiencia de conocer a Jesús, poder llevarlo donde quiera que estemos en la vida. Y esto es muy importante que lo consideremos hoy, recordemos que hemos celebrado en la Catedral de la Sagrada Familia la fiesta del Laicado, donde ustedes han ratificado ese compromiso que como bautizados y confirmados tienen de ser Misionero y Discípulos de Cristo, llevar su palabra al hogar, hacerlo presente en la empresa, la calle, en la política, la economía, en la administración pública, cuánto afecta a un pueblo una decisión equivocada. Y esa acción misionera se identifica con la manera como Jesús nos expresó la entregado su vida que es a  través del servicio.

Qué importante es también pensar hoy en el ambiente Mariano que hemos estado viviendo durante todo el año, el acontecimiento que nos reúne: celebrar a la Virgen María, nuestra Madre. Hemos estado todo el año, recordándola bajo el lema: ‘María Camino seguro para llegar a Cristo’, para llegar a Jesús. María como Madre siempre quiere colocar a su hijo en primer lugar, todo lo que ella hace es llevarnos a Jesús para que lo reconozcamos como nuestro Señor, nuestro Redentor, nuestro Rey. María con su humildad nos enseña lo que es el verdadero servicio, la verdadera entrega.

Cuando pensamos en la Santísima Virgen María pensamos en una persona excepcional, sin embargo es la hermana mayor de todos nosotros y ejemplo maravilloso para cada uno, sin embargo sabemos que Dios en virtud de que iba a ser la Madre de Jesús, la Madre de su Hijo, la preservó de toda mancha de pecado y por eso la llamamos la Inmaculada; y ella, en virtud de esa condición nos enseña y nos llama a todos para que unidos a Jesús podamos superar y combatir el pecado porque el Señor nos libera de él.

En la devoción de la Medalla Milagrosa qué fue lo que Santa Catalina intuyó o encontró en esa revelación de parte de la Virgen María y que quedó acuñada en la Medalla de ésta devoción tan importante en la vida de la Iglesia: “¡Oh, María, sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a vos!”, todo esto influyó para lo que sería después la Declaración que se hizo del Dogma de la Inmaculada Concepción, y nosotros hoy admiramos en la Santísima Virgen María, en esa devoción de la Medalla Milagrosa, a nuestra Madre Inmaculada que es nuestra Reina, que nos lleva a Jesús y nos enseña a diario las virtudes de la humildad, la entrega generosa a los demás como ella siempre lo ha hecho. ¡Pidámosle a ella que siempre sea nuestra intercesora permanente. ¡Amén!                                    

Antes de la bendición apostólica con Indulgencia Plenaria el padre Román Javier agradeció al señor Arzobispo la presidencia de la Santa Eucaristía, al padre Sierra fundador de la parroquia por su acompañamiento y a la comunidad por todo el apoyo brindado en el compromiso pastoral. Por su parte Monseñor Ismael le agradeció por su invitación y exhortó a la comunidad a seguir trabajando con mayor entusiasmo en le PDER, ahora que iniciamos la Segunda Etapa, de la Iniciación Cristiana.

La Celebración de la fiesta Patronal de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa finalizó con una bella serenata a la Virgen y un compartir fraterno organizado por la comunidad y grupos apostólicos.

Deja un comentario