Primer Encuentro Arquidiocesano con Secretarias y Secretarios 2020

Por: Delegación de Comunicaciones – [email protected]

Con el objetivo de socializar cómo se vivirá en la Arquidiócesis de Bucaramanga la segunda etapa del Proceso Diocesano de Evangelización y Renovación, PDER, para éste Quinquenio 2020 -2024, sobre la Iniciación Cristiana, el Vicario de Pastoral, padre Jorge Flórez García, llevó a cabo el Encuentro con las Secretarias y Secretarios de las parroquias que conforman nuestra Iglesia local. El Encuentro que se prolongó durante la mañana de este jueves 12 de marzo fue realizado en la Casa de Formación Monseñor Héctor Rueda Hernández contando con la participación de 52 laicos.

Durante la jornada el padre Jorge Flórez hizo énfasis en la vivencia de cada uno de los años del quinquenio. Año 2020: “en Jesucristo Dios sale amorosamente al encuentro de sus hijos” (la revelación y la fe); Año del Bautismo. Para el Año 2021, el tema será como “bautizados juntos celebramos la fe” (celebración del misterio cristiano). En el Año 2022, “como discípulos misioneros oramos al estilo de Jesús” (oración cristiana) Año de la Eucaristía. Durante el Año 2023, “como bautizados permanecemos en cristo y vivimos como Él” (vida en cristo). Y en el Año 2024, “bautizados y enviados” (compromiso cristiano en el mundo – comunión y misión), año de la confirmación. En su catequesis también recordó los Valores bimestrales de éste año 2020, Año del Bautismo.

Luis José Rosero Gómez, Secretario de la Parroquia Ntra. Sra. de Fátima, sobre el encuentro manifestó: “hoy hemos vivido una jornada muy buena e interesante. El padre nos ha contextualizado en la etapa actual que estamos del Proceso Diocesano y cómo cada uno de nosotros puede aprovecharla en su crecimiento personal y comunitario”.

“Para mí que pertenezco a una parroquia rural – expresó Mónica Villamizar Gelvez, Secretaria de la Parroquia San Rafael y Papayal, de Rionegro bajo – es una gran bendición, porque nos hemos encontrado como hermanos, estamos aquí en la Casa de Pastoral, donde el padre Jorge nos ha dado a conocer la importancia que tiene para nosotros como bautizados el compromiso que adquirimos desde niños y que muchos no hemos asumido con la responsabilidad que ello implica. Llevamos varios años en la vivencia del PDER y ahora se nos invita a vivir una nueva etapa, un nuevo Quinquenio y es sobre la Iniciación Cristiana y el Año del Bautismo. Creo es una gran oportunidad para evaluar cómo ha sido la vivencia personal de nuestra fe; volver a reiniciar con más madurez nuestra formación y ser testimonio también en nuestros lugares de trabajo de ese Cristo vivo y resucitado. Es también la oportunidad para solicitar que se generen más espacios como éste durante el año, ya que son muchas las inquietudes que como funcionarias de despacho parroquial tenemos y sería muy bueno que pudiéramos tener un retiro, una convivencia donde aclarar muchas dudas, muchos temas y así estar mejor preparadas para brindar un mejor servicio parroquial”.

Antes de finalizar la mañana el padre Leivi Leonardo Gutiérrez Motta, Vicario General compartió con los asistentes una breve charla sobre cómo se debe diligenciar el nuevo Expediente Matrimonial compartido por la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) a todas las diócesis del país. “La jornada ha sido fructífera, a mí, me ha correspondido actualizar a las secretarias y secretarios sobre el manejo o diligenciamiento de este documento tan importante, el nuevo expediente matrimonial. Nosotros veníamos de un formato de expediente que si bien venía también desde la Conferencia Episcopal, como diócesis podíamos ajustarlo de acuerdo a nuestros requerimientos o necesidades; ahora con este nuevo formato, y luego de varios años de trabajo en conjunto debemos implementarlo de manera eficiente. Con él, podemos poner en práctica un poco más lo que nos pide el Derecho Canónico y es que las investigaciones matrimoniales no se queden solo en llenar un formulario, sino que nos posibilite un diálogo más pastoral, que vaya más a un encuentro entre el párroco y los que se van a casar y que tenga más rostro de encuentro fraterno y no como si estuviéramos llenando un formulario de un banco. Entonces, es un expediente sencillo, práctico, tiene una nueva organización y trae como novedad que antes de iniciar el proceso exige de los contrayentes y testigos su autorización en cuanto al manejo de datos personales, de acuerdo a lo establecido en la ley 1581 de 2012, (ley de protección de datos) ya que sin eso es imposible iniciar la investigación o el encuentro, sabiendo ellos que vamos a resguardar su información y los documentos que nos van a entregar con total confidencialidad”, sostuvo el Vicario General.

Deja un comentario