“Queridas y queridos enfermos, ¡ánimo!”: Monseñor Óscar Urbina

Por: Dpto. de Comunicaciones CEC

Al cierre de la jornada de oración por los enfermos programada para este viernes 04 de diciembre por el Secretariado Permanente del Episcopado Colombiano (SPEC), monseñor Óscar Urbina Ortega, presidente de la Conferencia Episcopal, envió un mensaje uniéndose a esta iniciativa que buscaba orar por los afectados del Covid-19 y enfermos en general.

“Me uno a la jornada nacional de oración por todos los enfermos del país y del mundo en este tiempo de pandemia. No solo me uno con la oración por ellos, sino también junto con ellos y desde ellos, pues comparto los mismos sufrimientos de la enfermedad y el dolor, así como la preocupación de familiares y amigos por nuestra salud”.

El también arzobispo de Villavicencio, quien se encuentra internado en una clínica a causa de un cuadro respiratorio por contagio del Covid-19, recuerda en su mensaje las palabras de Jesús: “Cuando dos o tres nos reunimos a orar, allí está el Señor”, y agregó “Él ha cargado con todas nuestras enfermedades y su primera preocupación fueron los enfermos, a quiénes acogió, consoló, acompañó y liberó, no solo de su enfermedad, sino de la muerte eterna. Por eso, queridas y queridos enfermos, ¡ánimo!”

Anota también monseñor Urbina que Jesús siempre acoge a los enfermos con ternura y se hace presente a través del corazón y las manos del personal de la salud, familiares y todos los que oran por quienes lo necesitan. “No estamos solos, el Señor nos acompaña y, al pedirlo todos, nos concede los dones de su Espíritu que hoy más necesitemos”.

En el texto también resalta, con especial gratitud, a niños, jóvenes y familias del campo y las ciudades que oran por todos los enfermos. “Ustedes hacen cercana la presencia de Dios”.

A la jornada nacional “#OremosJuntos por los enfermos” se unieron los medios de comunicación católicos del país, así como las oficinas de comunicaciones de las 77 jurisdicciones de la Iglesia en Colombia (arquidiócesis, diócesis y vicariatos apostólicos), promoviendo durante todo este día, 4 de diciembre, oración por los enfermos en los lugares y horarios que cada quien dispusiera.

Deja un comentario