Solidaridad Económica con los Hermanos del Líbano

Por: Delegación de Comunicaciones – [email protected]

Atendiendo el llamado del Santo padre Francisco y del Cardenal Béchara Pedro Rai, Patriarca de Antioquía y de todo el Oriente,  Monseñor Óscar Urbina Ortega, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia invita a toda la Iglesia colombiana a solidarizarse con la comunidad del Líbano víctima de las explosiones acontecidas el 4 de agosto que ha dejado muerte y desolación.

Monseñor Ismael Rueda Sierra, Arzobispo de Bucaramanga, motiva a la comunidad arquidiocesana a participar en esta campaña solidaria. En el comunicado de la Conferencia Episcopal, que publicamos a continuación se indica como se pueden realizar los aportes.

De: presidente CEC

Fecha: 8 de agosto de 2020, 7:01:21 p. m. COT

Asunto: Llamado a la solidaridad económica con los hermanos del Líbano

Excelencia / Rvdo. Monseñor:

Conocimos la tragedia que, el martes pasado 4 de agosto, trajo luto y dolor a la ciudad de Beirut y a la nación del Líbano.  Las explosiones causaron más de 150 muertes, miles de heridos graves y destrucciones incalculables.

La Iglesia católica en Colombia, unida en oración al Papa Francisco, pide a Dios por las víctimas y sus familiares.  También manifiesta, a través de nuestro hermano, Mons. Fadi Bou Chebl, Exarca Apostólico para los fieles Maronitas de Colombia, los sentimientos de pesar, cercanía y solidaridad a todo el pueblo libanés y, especialmente, a nuestros hermanos y hermanas católicos.

El Santo Padre ha hecho, así mismo, un llamado a la comunidad internacional para que dirijan al Líbano la ayuda que permita superar la grave crisis generada por esta catástrofe.  En el mismo sentido, S.Em. el Cardenal Béchara Pedro Rai, Patriarca de Antioquía y de todo el Oriente, ha lanzado una clamorosa solicitud de ayuda para que la Iglesia católica en ese país pueda seguir asistiendo a las víctimas, a los que han perdido todo y a los desplazados (ver anexo 1).  En Colombia, el Exarca Maronita ha hecho eco de este pedido con una carta que me ha dirigido (ver anexo 2).

Soy consciente de que, a causa de la pandemia, atravesamos momentos supremamente difíciles, también a nivel económico, en nuestras comunidades eclesiales.  Sin embargo, me permito transmitir este llamado, para quien, desde la pobreza que ahora experimentamos y según las posibilidades de cada jurisdicción, pueda dirigir alguna ayuda para la Iglesia en el Líbano.

Los datos para las consignaciones son:Cuenta Corriente Bancolombia 1804247961-4

A nombre de Exarcado Maronita Santa Rafqa de Colombia, Nit 900189681-2

Me valgo de la ocasión para manifestarle mis sentimientos de fraterno aprecio en el Señor.

+ Óscar Urbina Ortega

Arzobispo de Villavicencio

Presidente de la Conferencia Episcopal

Deja un comentario