UNICEF Yemen: millones de niños al borde de la inanición en esta pandemia

Por: Vatican News, Ciudad del Vaticano

El informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia titulado, «Yemen cinco años después: Niños, conflicto y COVID-19», advierte que mientras el devastado sistema de salud e infraestructura de este país lucha por hacer frente al coronavirus, es probable que la ya desastrosa situación que padecen los pequeños empeore mucho más.

Según un nuevo informe de UNICEF -que recuerda los más de cinco años transcurridos desde la oleada del conflicto en el país- millones de niños en Yemen podrían verse empujados «al borde de la inanición» debido al enorme déficit de fondos de ayuda humanitaria durante la pandemia COVID-19.

El informe titulado, Yemen cinco años después: Niños, conflicto y COVID-19, advierte que mientras el devastado sistema de salud e infraestructura de este país lucha por hacer frente al coronavirus, es probable que la ya desastrosa situación de los pequeños empeore mucho más.

30.000 niños en riesgo de malnutrición grave

Tal como reflejan los datos publicados, otros 30.000 niños podrían desarrollar una malnutrición aguda grave y potencialmente mortal en los próximos seis meses, y el número total de pequeños malnutridos menores de cinco años podría aumentar hasta un total de 2,4 millones, lo que supone un aumento de alrededor del 20%, respecto a cifras precedentes. Otros 6.600 niños menores de cinco años podrían morir por causas evitables a finales de año, un aumento del 28%.

Sistema sanitario al borde del colapso

El sistema de atención médica se está al borde del colapso. Tras años de conflicto y guerra, solo la mitad de los centros de atención de la salud están en funcionamiento, con una enorme escasez de medicamentos, equipo y personal. El crítico panorama se complica ante la actual pandemia del coronavirus: alrededor de 9,58 millones pequeños no tienen suficiente acceso al agua potable y al saneamiento, lo cual está favoreciendo la difusión de COVID-19.

Sin acceso a la educación

Otro punto crítico reflejado por el informe es el hecho de que las escuelas están cerradas, por lo que 7,8 millones de niños no tienen acceso a la educación. La ausencia generalizada de las clases y el empeoramiento de la economía podrían exponer a estas generaciones a riesgos como el trabajo infantil, reclutamiento en grupos armados y matrimonio infantil. En este contexto, las Naciones Unidas han registrado 3.467 niños, algunos de apenas diez años de edad, reclutados y utilizados por las fuerzas y grupos armados en los últimos cinco años.

El COVID-19 se afianza

«No se puede subestimar la magnitud de esta emergencia, ya que los niños y niñas, en lo que ya es la peor crisis humanitaria del mundo, están luchando por la supervivencia mientras COVID-19 se afianza», afirma Sara Beysolow Nyanti, representante de UNICEF en Yemen. «Si no recibimos fondos urgentemente, los niños serán empujados al borde de la inanición y muchos morirán. La comunidad internacional lanza este mensaje subrayando que la vida de los niños de una nación devastada por el conflicto, la enfermedad y el colapso económico lamentablemente parece no importar».

Deja un comentario