Viernes de la Misericordia: Francisco visita enfermos de Alzheimer

Por: Amedeo Lomonaco – Roma, Villaggio Emanuele

Visita sorpresa del Papa Francisco al Villaggio Emanuele, una pequeña villa en la que residen personas con Alzheimer situada en el distrito de la Bufalotta de Roma. Otro viernes más marcado por la misericordia.  El Papa Francisco retoma “los Viernes de la Misericordia”, una iniciativa que puso en marcha en 2016 durante el Año Jubilar y que aún continúa. En esta ocasión, el Papa se ha trasladado hasta el Villaggio Emanuele situado en Roma para visitar a sus huéspedes: enfermos de Alzheimer.

A su llegada, Francisco se ha bajado del coche en la entrada de la estructura e inmediatamente los pacientes han comenzado a acercarse para saludarle y escuchar de su boca alguna palabra de consolación. Seguidamente el Papa, junto con el Presidente honorario de la Fundación de Roma, el Profesor Emanuele, y el actual presidente titular, Franco Parasassi, ha visitado las diversas áreas de la estructura a disposición de los residentes. Algunos de ellos, que descansaban en sus habitaciones, han intercambiado algunas bromas con Francisco. Otros, que se encontraban realizando alguna actividad recreativa, han explicado al Papa sus compromisos diarios. Al final de la visita, el Santo Padre ha dejado como regalo un pergamino con un mensaje escrito a mano, junto con un hermoso lienzo que representa la Natividad.

Una aldea con sabor a familia

El Villaggio Emanuele es una villa con alrededor de 100 habitantes que viven en 14 casas de colores, en el que además hay una plaza con una fuente, un bar, un restaurante y una ludoteca. También hay una peluquería, una sala para actividades motoras y un mini market. Acoge gratuitamente a personas con Alzheimer leve y moderado y es el primer centro italiano dedicado a personas “sin memoria”. Es el resultado de un proyecto de la Fundación Roma y está vinculado a una iniciativa sin ninguna carga por parte del Estado o los organismos públicos.

Su creador, el abogado Emmanuele Francesco María Emanuele, se inspiró en un centro holandés construido cerca de Ámsterdam para ofrecer asistencia y hospitalidad a los pacientes de Alzheimer en un contexto familiar. La villa Emanuele consta de 14 casas, en cada una de ellas viven 6 personas, agrupadas según el estilo de vida de los huéspedes y cuentan con la presencia de operadores sociales y de salud. En la Villa también hay asistentes sociales, psicólogos, educadores, terapeutas y otras figuras profesionales específicas. Además, se desarrollan diversas actividades recreativas para los residentes, incluyendo pintura, música y baile. Las casas familiares, formadas por pequeños grupos de residentes, se desarrollan en unos 250 metros cuadrados y no tienen barreras arquitectónicas.

Recuerdo y cercanía

El 21 de septiembre de 2016, se celebró el 23 ° Día Mundial del Alzheimer, centrado en el tema “Recuérdame”. En esa ocasión, durante la audiencia general, el Papa Francisco lanzó un sincero llamado: “Invito a todos a recordar, con la solicitud de María y con la ternura de Jesús Misericordioso, a quienes se ven afectados por esta enfermedad y sus familias a hacer sentir nuestra proximidad. También rezamos para que las personas que están al lado de los enfermos sepan acoger sus necesidades, incluso las más imperceptibles, porque son vistos con ojos llenos de amor”.

 

Deja un comentario