¿Y TÚ QUÉ HARÁS EN TÚ PARROQUIA?

Por: Padre Luis Gabriel Sierra Quiñonez

Delegado Secretariado para el Desarrollo Humano Integral 

Desde el año 2017, con la creación del Secretariado para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, la Arquidiocesis de Bucaramanga, ha venido realizando un trabajo de sensibilización en la formación del Pensamiento Social de la Iglesia, análisis de la realidad, elaboración de proyectos y liderazgo con valores en los seis diferentes centros en nuestra Iglesia Particular a la que acudían las parroquias cercanas (Centros: Rionegro, Matanza, norte de la ciudad, Bucaramanga, Girón y Floridablanca); el resultado fueron 106 personas que perseverando en la formación lograron desde sus comunidades parroquiales y movimientos laicales elaborar un proyecto redactado para la ejecución ahora en el 2019. Bien sabemos que no es fácil arrancar, pero estamos todos, como decimos los santandereanos: “con las pilas puestas” a buscar la manera de hacer realidad la PROMOCIÓN HUMANA”; que es el reto para el 2019 en adelante; ejemplos en el mundo entero tenemos muchísimos y testimonios de personas que han sido respaldadas solo y únicamente por la providencia de Dios han hecho obras magnificas a favor de los más necesitados.

Este año Mariano en la Arquidiocesis, hemos querido unir el ejemplo de la Santísima Virgen María a la experiencia del Desarrollo Humano Integral, con dos talleres que estaremos realizando en las diferentes comunidades parroquiales, a los que ya han iniciado un proceso de formación y van adelantados los visitaremos con el Taller: “El Camino del DHI”, que formula unos planteamientos y una dinámica en los procesos para poder desempeñar con discernimiento y sabiduría el paso a paso de los proyectos ya elaborados, con el fin de tomar ese impulso tan necesario para arrancar con la ayuda de Dios; y en las Parroquias y movimientos que no han podido iniciar con la formación, les visitaremos con el Taller: “Construyendo la casa del DHI”, que tiene como fin ofrecer elementos de preparación para el análisis de la realidad junto con el pensamiento social de la Iglesia, para que suceda una motivación interior que obedezca a un llamado que nos hace Dios a servir en nuestra Parroquia o Movimiento, de tal manera que las personas se motiven a la formación virtual que ofrecemos desde nuestra página: www.dhibucaramanga.com con el acompañamiento tutorial todos los terceros sábados de mes en el salón del Banco de Alimentos de 8 a.m. a 12 m., donde será el espacio para aprender nuevas cosas que serán útiles en nuestro quehacer pastoral y se resolverán inquietudes que hayan surgido tanto para los que han iniciado su formación, como para los que ya están ejecutando sus proyectos.

De verdad, si has leído hasta acá, reconoce que tienes un talento, un don, un carisma, y Dios te lo ha regalado para que lo coloques al servicio de los demás, no lo entierres por temor, haz tú otro tanto dice el Señor, atrévete, arriésgate a creer que las grandes empresas empiezan con los sueños y se logran con pequeños sacrificios y crecen por la perseverancia y la disciplina y con mayor razón cuando es la obra de Dios…

Hay un plan, te lo comparto con humildad, es mi experiencia como delegado para el servicio del Desarrollo Humano Integral, que responde a la pregunta: ¿Qué debe hacer una persona que está interesado en hacer una obra social que impacte?

 ESTAR CONECTADOS CON DIOS:

    1. Oración y vida sacramental
    2. Leer sobre testimonios que lo animen y dejarse decir orientar.
    3. Elegir, defender y hacer.

  1. FORMARSE
    1. Sacarle tiempo
    2. Preguntar todo el tiempo e interesarse.
    3. Aplicar lo aprendido

  1. HACER ALIANZAS
    1. Más que buscar amigos, es buscar personas con un mismo sentir; así tengas opiniones diferentes.
    2. Tener claridad con lo que debemos pedir y a quien se lo vamos a pedir.
    3. Ser insistido en tocar puertas, involucrar actores así sea por un momento.

  1. PROYECCIÓN
    1. Con lo que tenemos elaborar una propuesta sencilla.
    2. No dejarse desanimar por “terceros” que no conocen el camino que has recorrido, recordar constantemente que el Plan es de Dios.
    3. Buscar dinero, siendo creativos con las actividades más comunes que siempre ha hecho la Iglesia.

  1. EMPEZAR
    1. Hablar con el Párroco o el Coordinador del movimiento laical, y a veces convencerlo de la propuesta, contando la trayectoria que llevas hasta el momento.
    2. Crecer de a poco, pero siempre año tras año colocarse nuevas metas.
    3. Seguir creyendo y recordar lo que decía San Juan Bosco: “no siempre se consigue lo que quiere, pero nunca se pierde lo que se hace”.

Ahora te corresponde a ti, hacer otro tanto.

¡Bendiciones!

Deja un comentario